Las desigualdades de género existen en todos los ámbitos de nuestra sociedad; una sociedad androcéntrica, que toma como punto de referencia y de medida al hombre como ser superior, y que trata de mantener las desigualdades entre las mujeres y los hombres con respecto a su potencial, inteligencia, expectativas, sentimientos, comportamientos y logros en gran parte de los campos del saber.

Guía para la prevención de acoso y abuso sexual a mujeres en el deporte. Pautas para un protocolo.
Ainhoa Azurmendi Echegaray (Avento Consultoría, S.L.)
y Matilde Fontecha Miranda

En los últimos años y, sobre todo, a raíz de los Juegos Olímpicos de Río se ha puesto de manifiesto el diferente trato que las deportistas reciben en medios de comunicación con respecto a los hombres. Una discriminación que es sólo un reflejo público de lo que estas mujeres viven en su día a día al realizar su actividad profesional.

Lo que ocurre en el deporte no es sino una manifestación de un problema global. Pero gracias a su gran repercusión mediática, cualquier paso que se dé en el mundo del deporte para deshacerse de esta lacra se convertiría inmediatamente en un ejemplo a seguir en el resto de nuestra sociedad.

Este documental pretende mostrar la situación actual de discriminación que se interpone en el día a día de las mujeres deportistas. Queremos mostrar cuánto se ha avanzado y cuánto queda aún por conseguir, en el convencimiento de que cualquier paso dado en la dirección correcta tendrá consecuencias mucho más allá del mundo del deporte.

Para lograr la concienciación del espectador es necesario ofrecerle historias y personas reales con las cuales empatizar. Para ello contamos con el testimonio de varias deportistas de élite tanto retiradas como en activo, y otras personas más o menos relacionadas con el mundo del deporte, quienes nos contarán sus experiencias a lo largo de su carrera.

A través de las entrevistas profundizaremos en las diferentes maneras en que la discriminación de género se manifiesta: sexualización del deporte en la infancia; vulneración de los derechos de las mujeres en el deporte; diferencia en los sueldos, presupuestos e incentivos económicos; falta de visibilidad en los medios de comunicación, titulares machistas y fotografías ofensivas publicados en diferentes medios; menor reconocimiento a pesar de los logros obtenidos; dificultades para encontrar patrocinios; falta de apoyo a la profesionalización; ausencia de mujeres en cuerpos técnicos y/o federaciones; excesiva atención sobre la apariencia física de una deportista e incluso utilización de su cuerpo como espectáculo; uso sexista del lenguaje…

A partir de esta información y de los datos recogidos previa investigación al rodaje y contrastados por expertos en la materia, mostraremos propuestas para combatir esta desigualdad. Cualquier avance en la lucha por la igualdad de género en el deporte podría convertirse en el origen de un cambio global que beneficie a las mujeres de todos los sectores sociales.